All Countries
  • ·1 Reproducir
  • ·13 Visitas
  • OKDIARIO.COM
    Pedro Sánchez y sus diputados votan a favor de abolir la sedición
    La reforma suprime el delito de sedición impulsada por Pedro Sánchez y lo sustituye por el de "desórdenes públicos agravados".
  • WWW.PERIODISTADIGITAL.COM
    El exmarido de Mónica Oltra podría ser el nuevo beneficiado por la chapucera Ley de Irene Montero - Periodista Digital
    La Ley del Sí es Sí de Irene Montero ha conseguido lo que nadie podía prever, que jueces tanto conservadores como progresistas critiquen un cambio en el Código Penal caracterizado por sus errores técnicos que ya señalaron desde el Consejo General del Poder Judicial entre otras instituciones. En todas las Comunidades Autónomas se han producido […]
  • En cualquier arrabal o cualquier barriada conflictiva de España, a determinadas horas no puedes deambular sin riesgo de ser atacado, violada, o asaltado.

    En vida del Caudillo, la seguridad ciudadana estaba garantizada con una serie de Cuerpos de Orden Publico a saber: Policía Armada: para seguridad ciudadana en las zonas metropolitanas, Guardia Civil: especializados en las zonas rurales y pueblos, Policía Municipal: dependiente de los Ayuntamientos, El Sereno y El Vigilante.

    Estos dos últimos, se sufragaban con aportaciones de los comerciantes del barrio.

    Todas las noches del año, entre las 22:00 y las 06:00, “El Sereno”, patrullaba las calles del barrio que tenía encomendadas, con el auxilio de: un silbato, una linterna y un palo de madera. A través del silbato, se daba la alarma de cualquier incidente y esto era escuchado por los otros Serenos que patrullaban en calles colindantes, los cuales acudían a la llamada en soporte de este. Evidentemente una de las funciones de “El Sereno”, era llamar al 091, número telefónico de la Policía Armada, en caso de que el incidente fuera a mayores. De todas maneras, la presencia de un hombre uniformado, enarbolando un palo, creaba en sí misma una sensación de seguridad saludable, que envolvía nuestras noches en los barrios de España.

    “El Vigilante”, era otra modalidad de servicio de seguridad; este, así misma tenia también encomendadas una serie de calles a vigilar y patrullar. Su equipo consistía en un palo, un silbato, una linterna y una pistola. Tenían los mismos cometidos que “El Sereno” siendo este último una figura con mayor antigüedad en el servicio. Se prestaban igualmente apoyo y auxilio los unos a los otros.

    La delincuencia en vida del Caudillo era prácticamente inexistente.

    Robos, asaltos, violaciones, secuestros, agresiones, homicidios, pederastia, eran prácticamente testimoniales, no se daban. El Terrorismo no existía, el pandillerismo no existía, las violaciones grupales no existían, la trata de mujeres no existía, el tráfico de drogas no existía, el narcomenudeo no existía, ¿la pornografía? no existía…….

    Cualquiera podía pasear por la calle, ejerciendo de manera real y efectiva el derecho deambulatorio, que tanto cacarean los demócratas y que a determinadas horas y en determinados lugares no se puede ejercer, sin que te roben, te agredan o violen a una mujer después de robarla y agredirla salvajemente.

    La cultura de seguridad en vida del Caudillo, alcanzaba incluso a los taxistas, los cuales cuando llevaban en su pasaje a una mujer a altas horas de la noche, se esperaban con el coche frente al portal hasta que la mujer entraba y estaba a salvo. Hubo casos en que el taxista tuvo que llamar a la policía a través de la emisora e incluso intervenir, en situaciones de intentos de robo (ocasionales la verdad), ya que la inmensa mayoría portaba en el taxi un objeto destinado a su defensa propia. Los ciudadanos españoles en general, eran muy solidarios en este aspecto y no dudaban lo más mínimo en salir a la calle a auxiliar a cualquier víctima de algún acto anti social.

    Hoy, se limitan a grabarlo con el móvil y colgarlo en las redes……….

    En 1945, el Caudillo, vuelve a organizar el cuerpo del “Somaten Armado”, que había sido disuelto por la Republica en 1931.

    El Somaten Armado estaba formado por un cuerpo de voluntarios civiles, que como principal misión tenían el combate contra “el maquis”, y la estrecha colaboración en funciones de seguridad ciudadana, con la Guardia Civil y la Policía Armada. El Somaten ostentaba el carácter, policial, local y militar.

    Los miembros del somatén eran vecinos voluntarios, que reunieran las condiciones de prestar servicio. Todos tenían la obligación de poseer armas y periódicamente eran instruidos militarmente. El somatén jugo, un papel importante como policía de las buenas costumbres, la moral y la ética; perseguían la blasfemia. Los somatenes estaban adscritos a la vocación de la Virgen de Montserrat, que era su patrona y siempre acudían a las misas de campaña.

    En palabras del General Primo De Rivera:

    “El somatén y la Unión Patriótica están perfectamente organizados y tiene tal fuerza de cohesión, tal decisión para actuar noble y ciudadanamente, que no creo ya que con la existencia de estas entidades puedan volver a España días de turbulencia, de inquietud y de zozobra, como los que hemos conocido”.

    Este somatén franquista tenía asignados fusiles en los puestos de la guardia civil y licencia de armas cortas. Nunca podían actuar en solitario, siempre acompañados por la guardia civil. Eran un grupo de soporte y apoyo a las Fuerzas de Orden.

    Con la llegada de la democracia se disuelve el Somaten en 1978; y se da paso a la entrada de lo mejor de Europa y el mundo; las drogas, la pornografía, la prostitución, la delincuencia, el anti catolicismo, el deambular libremente de los degenerados, los asaltos callejeros, las violaciones, el aborto, el divorcio, los separatismos, el odio a España, los altercados, las huelgas revolucionarias, etc.

    Al parecer molestaba a alguien la presencia de los Somatenes; supongo que a los de siempre; a esa especie de raza aparte, independiente pero muy prolífica y abundante conformada por los sinvergüenzas.

    Garantizar el sosiego publico era una de las principales funciones de los Somatenes; la antítesis de lo que actualmente existe en la calle donde, ante el asalto o la brutal paliza a un transeúnte para arrebatarle el reloj de mano de vagos y maleantes; el público observa expectante e impertérrito, grabándolo con la cámara del móvil. “A la cobardía la llaman prudencia” ….

    Ante cualquier acto de delincuencia o inmoralidad ahí estaba el Somaten, para auxiliar al indefenso, de manera altruista y gratuita. Para auxiliar a las fuerzas del orden público.

    España, pues, contaba para la seguridad ciudadana, con: La Policía Armada, La Guardia Civil, La Policía local, El Sereno, El Vigilante y el Somaten Armado.

    Todos con el único objetivo de salvaguardar la paz y tranquilidad de los ciudadanos, donde no había droga en las calles, delincuentes, vagos y maleantes se escondían por el temor que infundían estos cuerpos de seguridad, los ciudadanos podían deambular con confianza y tranquilidad, las personas que trabajaban de noche podían regresar a sus casas con absoluta seguridad. Ahora existe la Paz…. la Paz de los cementerios…

    En cualquier arrabal o cualquier barriada conflictiva de España, a determinadas horas no puedes deambular sin riesgo de ser atacado, violada, o asaltado. En vida del Caudillo, la seguridad ciudadana estaba garantizada con una serie de Cuerpos de Orden Publico a saber: Policía Armada: para seguridad ciudadana en las zonas metropolitanas, Guardia Civil: especializados en las zonas rurales y pueblos, Policía Municipal: dependiente de los Ayuntamientos, El Sereno y El Vigilante. Estos dos últimos, se sufragaban con aportaciones de los comerciantes del barrio. Todas las noches del año, entre las 22:00 y las 06:00, “El Sereno”, patrullaba las calles del barrio que tenía encomendadas, con el auxilio de: un silbato, una linterna y un palo de madera. A través del silbato, se daba la alarma de cualquier incidente y esto era escuchado por los otros Serenos que patrullaban en calles colindantes, los cuales acudían a la llamada en soporte de este. Evidentemente una de las funciones de “El Sereno”, era llamar al 091, número telefónico de la Policía Armada, en caso de que el incidente fuera a mayores. De todas maneras, la presencia de un hombre uniformado, enarbolando un palo, creaba en sí misma una sensación de seguridad saludable, que envolvía nuestras noches en los barrios de España. “El Vigilante”, era otra modalidad de servicio de seguridad; este, así misma tenia también encomendadas una serie de calles a vigilar y patrullar. Su equipo consistía en un palo, un silbato, una linterna y una pistola. Tenían los mismos cometidos que “El Sereno” siendo este último una figura con mayor antigüedad en el servicio. Se prestaban igualmente apoyo y auxilio los unos a los otros. La delincuencia en vida del Caudillo era prácticamente inexistente. Robos, asaltos, violaciones, secuestros, agresiones, homicidios, pederastia, eran prácticamente testimoniales, no se daban. El Terrorismo no existía, el pandillerismo no existía, las violaciones grupales no existían, la trata de mujeres no existía, el tráfico de drogas no existía, el narcomenudeo no existía, ¿la pornografía? no existía……. Cualquiera podía pasear por la calle, ejerciendo de manera real y efectiva el derecho deambulatorio, que tanto cacarean los demócratas y que a determinadas horas y en determinados lugares no se puede ejercer, sin que te roben, te agredan o violen a una mujer después de robarla y agredirla salvajemente. La cultura de seguridad en vida del Caudillo, alcanzaba incluso a los taxistas, los cuales cuando llevaban en su pasaje a una mujer a altas horas de la noche, se esperaban con el coche frente al portal hasta que la mujer entraba y estaba a salvo. Hubo casos en que el taxista tuvo que llamar a la policía a través de la emisora e incluso intervenir, en situaciones de intentos de robo (ocasionales la verdad), ya que la inmensa mayoría portaba en el taxi un objeto destinado a su defensa propia. Los ciudadanos españoles en general, eran muy solidarios en este aspecto y no dudaban lo más mínimo en salir a la calle a auxiliar a cualquier víctima de algún acto anti social. Hoy, se limitan a grabarlo con el móvil y colgarlo en las redes………. En 1945, el Caudillo, vuelve a organizar el cuerpo del “Somaten Armado”, que había sido disuelto por la Republica en 1931. El Somaten Armado estaba formado por un cuerpo de voluntarios civiles, que como principal misión tenían el combate contra “el maquis”, y la estrecha colaboración en funciones de seguridad ciudadana, con la Guardia Civil y la Policía Armada. El Somaten ostentaba el carácter, policial, local y militar. Los miembros del somatén eran vecinos voluntarios, que reunieran las condiciones de prestar servicio. Todos tenían la obligación de poseer armas y periódicamente eran instruidos militarmente. El somatén jugo, un papel importante como policía de las buenas costumbres, la moral y la ética; perseguían la blasfemia. Los somatenes estaban adscritos a la vocación de la Virgen de Montserrat, que era su patrona y siempre acudían a las misas de campaña. En palabras del General Primo De Rivera: “El somatén y la Unión Patriótica están perfectamente organizados y tiene tal fuerza de cohesión, tal decisión para actuar noble y ciudadanamente, que no creo ya que con la existencia de estas entidades puedan volver a España días de turbulencia, de inquietud y de zozobra, como los que hemos conocido”. Este somatén franquista tenía asignados fusiles en los puestos de la guardia civil y licencia de armas cortas. Nunca podían actuar en solitario, siempre acompañados por la guardia civil. Eran un grupo de soporte y apoyo a las Fuerzas de Orden. Con la llegada de la democracia se disuelve el Somaten en 1978; y se da paso a la entrada de lo mejor de Europa y el mundo; las drogas, la pornografía, la prostitución, la delincuencia, el anti catolicismo, el deambular libremente de los degenerados, los asaltos callejeros, las violaciones, el aborto, el divorcio, los separatismos, el odio a España, los altercados, las huelgas revolucionarias, etc. Al parecer molestaba a alguien la presencia de los Somatenes; supongo que a los de siempre; a esa especie de raza aparte, independiente pero muy prolífica y abundante conformada por los sinvergüenzas. Garantizar el sosiego publico era una de las principales funciones de los Somatenes; la antítesis de lo que actualmente existe en la calle donde, ante el asalto o la brutal paliza a un transeúnte para arrebatarle el reloj de mano de vagos y maleantes; el público observa expectante e impertérrito, grabándolo con la cámara del móvil. “A la cobardía la llaman prudencia” …. Ante cualquier acto de delincuencia o inmoralidad ahí estaba el Somaten, para auxiliar al indefenso, de manera altruista y gratuita. Para auxiliar a las fuerzas del orden público. España, pues, contaba para la seguridad ciudadana, con: La Policía Armada, La Guardia Civil, La Policía local, El Sereno, El Vigilante y el Somaten Armado. Todos con el único objetivo de salvaguardar la paz y tranquilidad de los ciudadanos, donde no había droga en las calles, delincuentes, vagos y maleantes se escondían por el temor que infundían estos cuerpos de seguridad, los ciudadanos podían deambular con confianza y tranquilidad, las personas que trabajaban de noche podían regresar a sus casas con absoluta seguridad. Ahora existe la Paz…. la Paz de los cementerios…
    Love
    1
  • GACETA.ES
    Abascal agotará la vía legal contra las cesiones de Sánchez al separatismo
    El presidente de VOX, Santiago Abascal, ha asegurado este lunes que apoyará al partido que desee presentar una moción de censura contra el Gobierno de Sánchez, siempre que sea un candidato adecuado que se comprometa a disolver las Cortes para convocar elecciones. En rueda de prensa en la sede de su partido, Abascal ha cargado […]
  • Derrama la traición a borbotones mientras las flatulencias de sus mentiras apestan el Parlamento y los Medios de Comunicación para justificar la felonía. Una más. La definitiva. La que hace de España la Putaespaña de los separatistas. La Putaespaña que puede ser violada y mutilada, desgarrada y profanada sin que en el Código Penal palpite el castigo, ya ni siquiera retórico, para todo aquel que se alce contra la Unidad de la Patria. El miedo atenaza y el combate redime, y Pedro Sánchez lo sabe. Sabe que los españoles ya no son los hijos del mar y del viento, de la tormenta y del trueno, sino un vómito de la Historia, un pueblo de percebes de sofá tarado por el miedo y adocenado en la comodidad, incapaz de combatir por nada, por nadie, ni en una pelea de taberna. Lo sabe porque él es su síntesis y la encarnación de su idiosincrasia. Pedro Sánchez sabe que la más brava manifestación de patrioterismo de la chusma española consiste en pintarse la cara como los indios chachapoyas cuando los veintidós tuercebotas de La Roja escuchan el Himno Nacional, con las patas abiertas y rascandose los huevos en la cancha del Mundial o la Eurocopa. Hasta ahí llega esta mierda de pueblo que paga con largueza y generosisdad, consagrándolos en las urnas, a los traidores que se lo han robado todo, hasta el honor, la dignidad y el decoro pues “bien se ve, Sancho, que eres villano de los que grita siempre ¡viva quien vence!”.

    Y el que ha vencido es el felón. El puto traidor que les llena las alforjas a los separatistas y que ahora, como una ramera oferente o un chapero de saldo en Chueca, les regala la definitiva patente de corso desterrando del Código Penal el delito de sedición, el último baluarte punitivo que nos quedaba contra los que parasitan a España para destruirla en la almoneda de la Constitución y en el burdel de la Democracia.

    Hay encrucijadas en las que las opciones no se eligen, sobrevienen. Surgen ellas solas de la propia naturaleza de los acontecimientos y son los hombres y los pueblos los que siguen su estela y contraatacan con la legitimidad milenaria que sólo cabe en una palabra: España. Nada ha surgido ni sobrevenido ante la definitiva felonía de Pedro Sánchez. Nada esperéis de una oposición de cofia, lazo y teta más presta al ábaco electoral que a zurcir a la Patria en sus desgarros. Nada. ¡Hala, chachapoyas nativos de la Putaespaña, preparad vuestras pinturas de guerra que empieza el Mundial!

    Eduardo García Serrano
    https://elcorreodeespana.com/opinion/583302724/Puto-traidor-Por-Eduardo-Garcia-Serrano.html
    Derrama la traición a borbotones mientras las flatulencias de sus mentiras apestan el Parlamento y los Medios de Comunicación para justificar la felonía. Una más. La definitiva. La que hace de España la Putaespaña de los separatistas. La Putaespaña que puede ser violada y mutilada, desgarrada y profanada sin que en el Código Penal palpite el castigo, ya ni siquiera retórico, para todo aquel que se alce contra la Unidad de la Patria. El miedo atenaza y el combate redime, y Pedro Sánchez lo sabe. Sabe que los españoles ya no son los hijos del mar y del viento, de la tormenta y del trueno, sino un vómito de la Historia, un pueblo de percebes de sofá tarado por el miedo y adocenado en la comodidad, incapaz de combatir por nada, por nadie, ni en una pelea de taberna. Lo sabe porque él es su síntesis y la encarnación de su idiosincrasia. Pedro Sánchez sabe que la más brava manifestación de patrioterismo de la chusma española consiste en pintarse la cara como los indios chachapoyas cuando los veintidós tuercebotas de La Roja escuchan el Himno Nacional, con las patas abiertas y rascandose los huevos en la cancha del Mundial o la Eurocopa. Hasta ahí llega esta mierda de pueblo que paga con largueza y generosisdad, consagrándolos en las urnas, a los traidores que se lo han robado todo, hasta el honor, la dignidad y el decoro pues “bien se ve, Sancho, que eres villano de los que grita siempre ¡viva quien vence!”. Y el que ha vencido es el felón. El puto traidor que les llena las alforjas a los separatistas y que ahora, como una ramera oferente o un chapero de saldo en Chueca, les regala la definitiva patente de corso desterrando del Código Penal el delito de sedición, el último baluarte punitivo que nos quedaba contra los que parasitan a España para destruirla en la almoneda de la Constitución y en el burdel de la Democracia. Hay encrucijadas en las que las opciones no se eligen, sobrevienen. Surgen ellas solas de la propia naturaleza de los acontecimientos y son los hombres y los pueblos los que siguen su estela y contraatacan con la legitimidad milenaria que sólo cabe en una palabra: España. Nada ha surgido ni sobrevenido ante la definitiva felonía de Pedro Sánchez. Nada esperéis de una oposición de cofia, lazo y teta más presta al ábaco electoral que a zurcir a la Patria en sus desgarros. Nada. ¡Hala, chachapoyas nativos de la Putaespaña, preparad vuestras pinturas de guerra que empieza el Mundial! Eduardo García Serrano https://elcorreodeespana.com/opinion/583302724/Puto-traidor-Por-Eduardo-Garcia-Serrano.html
Ver más....