EL CORONAVIRUS Y EL CALZADO, ¿AMENAZA U OPORTUNIDAD PARA LA INDUSTRIA ESPAÑOLA?

El Coronavirus y el Calzado, seguro que todos los seguidores del mundo del zapato os habéis preguntado acerca de esta relación. Diarios y medios de comunicación, en general, están informándonos de que debido a la crisis del coronavirus (COVID-19), muchas multinacionales de la industria del calzado y el textil están buscando otras alternativas de suministro en otros países debido al parón de la actividad en China ¿Podría ser España uno de los elegidos?

Multinacionales del sector calzado como Adidas y Nike han reconocido el impacto negativo que tendrá la infección china en su negocio.

Uno de los grandes gigantes de la moda, Inditex, presidido por Amancio Ortega cuenta con más de 600 tiendas repartidas en China y de momento no ha tomado una decisión respecto a reducir el horario comercial o incluso al cierre de sus tiendas como ya han realizado empresas como UniqloNikeAdidas, entre otras.

Las firmas de calzado en busca de alternativas

En esta carrera juega un papel muy importante países tales como Brasil México, con unos costes de producción muy bajos y con una larga trayectoria en la industria zapatera. Pero parece ser que en esta crisis epidémica mundial los grandes dioses de la industria zapatera prefieren a España, más concretamente a la provincia de Alicante, para suplantar al gigante asiático.

Si la industria zapatera española se beneficia en detrimento de China será a largo plazo, pero también puede repercutir de forma negativa ya que es un sector global que afecta a todos.

China, la llamada «fábrica del mundo», lleva desde finales de enero cerrada por el coronavirus y esto está creando tanta incertidumbre que las grandes multinacionales empiezan a mirar a España con muy buenos ojos para suministrarse de servicios, productos y componentes para el sector del calzado.

Representantes de las asociaciones de fabricantes de calzado ya han señalado que para las grandes firmas, si se corta el suministro de componentes provenientes de China, supondría un gran problema para las cadenas de producción, sobre todo de cara a las colecciones de otoño e invierno.

Como bien dejó claro Fredy Mercury en su canción “The show must go on”, la industria del calzado se sube al mismo tren. Para ello, “no dejar de producir para vender” sigue siendo el objetivo prioritario de las empresas dedicadas a la fabricación de zapatos.

https://reinventandoelcalzado.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X